El nuevo Nokia 3310

El Nokia tres mil trescientos diez de dos mil diecisiete cuenta con múltiples peculiaridades que lo semejan a su V. O., como otras que le dejen subsistir en el exigente planeta de la tecnología actual.

La compañía finesas HMD Global Oy, dueña de los derechos de fabricación de los teléfonos móviles de la marca Nokia, presentó un renovado modelo del insigne Nokia tres mil trescientos diez, uno de los teléfonos más populares de la historia, con más de ciento veintiseis de millones de dispositivos vendidos desde el instante en que fue lanzado en el año dos mil.

El anuncio se efectuó el veintiseis de febrero en el Mobile World Congress (MWC) de Barna, en el que la compañía presentó otros múltiples modelos de sus nuevos teléfonos inteligentes, como el Nokia tres, el Nokia cinco y el Nokia seis (este último ya fue presentado por la compañía para el mercado chino).

Este legendario teléfono era conocido por la inacabable duración de su batería y su prácticamente indestructible estructura, y va a estar libre al público por un costo que rondaría los sesenta dólares americanos estadounidenses.
El renovado Nokia tres mil trescientos diez cuenta con múltiples peculiaridades que lo semejan a su V. O., como otras que le dejen subsistir en el exigente planeta de la tecnología actual:


Tiene un diseño más fino y ligero.
Los usuarios pueden seleccionar entre una gama más extensa de colores del cuerpo del teléfono, que incluiría tonos como el colorado, el verde y el amarillo.
Trabaja bajo el sistema operativo Android, mas seguirá desempeñando las funciones de un teléfono básico —llamar y mandar mensajes de texto—.
El monitor monocromo con resolución de ochenta y cuatro x ochenta y cuatro pixeles es sustituido por uno de colores, si bien no se transformará en una pantalla de alta resolución para no afectar el tiempo de duración de la batería.