Monografias: Ex Presidentes de México en toda su Historia

AGUSTIN DE ITURBIDE
Nació en Valladolid, el día de hoy Morelia, el veintisiete de septiembre de mil setecientos ochenta y tres. Fue emperador de México del veintiuno de mayo de mil ochocientos veintidos al diecinueve de marzo de mil ochocientos veintitres. Murió el diecinueve de julio de mil ochocientos veinticuatro en Padilla, Tamaulipas.

Estudió en el seminario de su urbe natal. Nombrado comandante del Ejército del Sur en mil ochocientos veinte, fue comisionado por el virrey Apodaca para combatir al último caudillo rebelde, Vicente Guerrero. Alejado de las fuerzas realistas, el veinticuatro de febrero de mil ochocientos veintiuno proclamó el Plan de Iguala y formó el Ejército Trigarante, con el que entró a la Urbe de México el veintisiete de septiembre siguiente, consumando la independencia nacional. Fue ungido como Agustín I el veintiuno de julio de mil ochocientos veintidos, un par de meses una vez que fuera proclamado emperador. Su orden pronto empezó a enfrentar la oposición del Congreso, al que acabó por disolver, incrementando con esto una creciente impopularidad. Desde diciembre de mil ochocientos veintidos, Antonio López de Santa Anna y Guadalupe Victoria encabezaron un alzamiento en contra suya, que acabó por deponerlo y mandarlo al exilio.

GUADALUPE VICTORIA

Nació en Tamazula, Durango, en el mes de septiembre de mil setecientos ochenta y seis. Fue el primer presidente de los U.S.A. Mexicanos, cargo que ocupó del diez de octubre de mil ochocientos veinticuatro al treinta y uno de marzo de mil ochocientos veintinueve. Murió en Perote, Veracruz, el veinte de marzo de mil ochocientos cuarenta y tres.

Su nombre original fue José Ramón Adaucto Fernández y Félix. Estudió en el seminario de Durango y en el Instituto de San Ildefonso de la Urbe de México. Abandonó sus estudios para unirse a José María Morelos y Pavón. Fue un señalado rebelde que ejercitó el mando en la provincia de Veracruz. En mil ochocientos veintiuno lanzó el Manifiesto de Santa Fe y se declaró contrario a Iturbide, postura que sostuvo al cooperar con Santa Anna en la proclamación del Plan de Casa Mata. Apoyó la Constitución de mil ochocientos veinticuatro. Su prestigio le valió ser elegido primer presidente de la República. Con su orden se inauguró en el país la manera republicana de gobierno. Desde el poder, Victoria encaró 3 inconvenientes principales: la bastante difícil coyuntura económica, el deseo de USA de negociar una nueva línea divisoria para adquirir Texas y las ambiciones de distintos caudillos. Sus restos de hallan en la Columna de la Independencia.

VICENTE GUERRERO
Nació en Tixtla, en el presente estado de Guerrero, el diez de agosto de mil setecientos ochenta y dos. Fue presidente constitucional de México del 1 de abril al diecisiete de diciembre de mil ochocientos veintinueve. Murió en Cuilapan, Oaxaca, el catorce de febrero de mil ochocientos treinta y uno.

Era un peón en las haciendas azucareras de Tierra Caliente cuando se unió a la Guerra de Independencia. A la muerte de Morelos, fue reconocido como generalísimo de los ejércitos rebeldes y, en verdad, el último de sus caudillos. En mil ochocientos veintiuno admitió acordar con Agustín de Iturbide la Independencia y se adhirió al Plan de Iguala. Se pronunció contra Iturbide cuando este se transformó en emperador y, en contraparte, apoyó el establecimiento de la República. En mil ochocientos veintiocho perdió las elecciones presidenciales, mas merced al “Motín de la Acordada” logró que el Congreso lo pusiese al frente del Ejecutivo. Meses después se sublevó en contra suya el vicepresidente Anastasio Bustamante, a quien salió a combatir. A lo largo de su ausencia, el Congreso lo declaró “imposibilitado mentalmente para gobernar”. Sin apoyos de ninguna especie, Guerrero se refugió en las montañas del sur. A principios de febrero de mil ochocientos treinta y uno fue traicionado y fusilado. Sus restos descansan en la Columna de la Independencia.

JOSÉ MARÍA BOCANEGRA
Nació en la hacienda de La Tarea de la Troje, Aguascalientes, el veinticinco de mayo de mil setecientos ochenta y siete. Fue presidente interino de México del dieciocho al veintitres de diciembre de mil ochocientos veintinueve. Murió en la Urbe de México el veintitres de julio de mil ochocientos sesenta y dos.

Efectuó estudios de Derecho en el Instituto de San Ildefonso en la Urbe de México. Trabajó en la Real Audiencia y fue miembro del Instituto de Abogados. Fue miembro del Congreso de los Diputados al Congreso Constituyente de mil ochocientos veinticuatro y oidor y ministro del Supremo Tribunal de Justicia. Ocupaba el Ministerio de Relaciones en el gabinete de Vicente Guerrero cuando este lo nombró presidente interino, el dieciocho de diciembre de mil ochocientos veintinueve, para ir a combatir personalmente la rebelión del vicepresidente Anastasio Bustamante. Bocanegra, no obstante, debió dejar el cargo escasos días después tras un alzamiento en la Urbe de México. Más tarde ocuparía los ministerios de Hacienda (mil ochocientos treinta y tres) y de Relaciones Exteriores en diferentes gabinetes (mil ochocientos treinta y siete y mil ochocientos cuarenta y uno-mil ochocientos cuarenta y cuatro). La fama que no consiguió como fugaz presidente la alcanzó como historiador al redactar Memorias para la historia del México independiente, mil ochocientos veintidos-mil ochocientos cuarenta y seis, obra esencial para comprender la primera mitad del siglo XIX mexicano.

ANASTASIO BUSTAMANTE
Nació en Jiquilpan, Michoacán, el veintisiete de julio de mil setecientos ochenta. Fue presidente de México a lo largo de 2 periodos: del diecinueve de abril de mil ochocientos treinta y siete al dieciocho de marzo de mil ochocientos treinta y nueve, y del dieciocho de julio de mil ochocientos treinta y nueve al veintidos de septiembre de mil ochocientos cuarenta y uno. Murió en San Miguel el Grande, Guanajuato, el seis de febrero de mil ochocientos cincuenta y tres.

Estudió en el Seminario de la ciudad de Guadalajara y efectuó estudios de medicina en la Urbe de México. Siguiendo a su protector, Félix María Calleja, se hizo militar y persiguió a Noble y a Morelos. Tras el establecimiento de la República, ocupó la Vicepresidencia a lo largo del orden de Vicente Guerrero, a quien quitó el poder. En esa su primera responsabilidad del Poder Ejecutivo (mil ochocientos treinta-mil ochocientos treinta y dos), aunque como vicepresidente en ejercicio de la Presidencia, combatió la criminalidad, reordenó la hacienda pública y estableció el banco de avío. Entre mil ochocientos treinta y siete y mil ochocientos treinta y nueve, por segunda vez se encargó de la dirección del país, periodo en el que encaró la Guerra de los Pasteles.

MELCHOR MÚZQUIZ
Nació en Santa Rosa, Coahuila, el cinco de enero de mil setecientos noventa. Fue presidente interino de México del catorce de agosto al veinticuatro de diciembre de mil ochocientos treinta y dos. Murió en la capital del país el catorce de diciembre de mil ochocientos cuarenta y cuatro.

A fines de mil ochocientos once dejó sus estudios en el Instituto de San Ildefonso en la Urbe de México para unirse a las fuerzas rebeldes de Ignacio López Rayón en Zinacantepec. Ascendió a coronel y combatió bajo las órdenes del general Guadalupe Victoria. Consumada la Independencia, fue gobernante del Estado de México (mil ochocientos veinticuatro), comandante militar de Puebla (mil ochocientos veintinueve) y general de división. En mil ochocientos treinta y dos, el Congreso lo declaró presidente interino para sustituir a Anastasio Bustamante, que había salido a combatir a Antonio López de Santa Anna. A lo largo de su gobierno, caracterizado por una aprensiva honestidad y por respaldarse en señalados “hombres de bien”, se ordenó la acuñación de la moneda de cobre y el cobro de impuestos por puertas y ventanas.

MANUEL GÓMEZ PEDRAZA
Nació en Querétaro el veintidos de abril de mil setecientos ochenta y nueve. Fue presidente constitucional de México del veinticuatro de diciembre de mil ochocientos treinta y dos al treinta y uno de marzo del año siguiente. Murió en la Urbe de México el catorce de mayo de mil ochocientos cincuenta y uno.

Como oficial realista, participó en la atrapa de Morelos y consiguió el grado de teniente coronel en mil ochocientos quince. Leal a Iturbide, se sumó al Plan de Iguala. Fue comandante en la Huasteca, jefe de la plaza de México y gobernante y comandante militar del estado de Puebla en mil ochocientos veinticuatro. Fue ministro de Guerra y Marina a lo largo del gobierno de Guadalupe Victoria. En mil ochocientos veintiocho fue elegido presidente; no obstante, el alzamiento de Vicente Guerrero quien en complicidad con el Congreso aceptó el poder, impidió que tomara posesión. A fines de mil ochocientos treinta y dos, en la hacienda de Zavaleta, Antonio López de Santa Anna y Anastasio Bustamante decidieron poner a Gómez Pedraza en la Presidencia para acabar el periodo que debió cubrir originalmente hasta marzo de mil ochocientos treinta y tres.

VALENTÍN GÓMEZ FARÍAS
Nació en la ciudad de Guadalajara, actual estado de Jalisco, el catorce de febrero de mil setecientos ochenta y uno. Fue vicepresidente en ejercicio de la Presidencia del tres al dieciocho de junio de mil ochocientos treinta y tres, del tres de julio al veintisiete de octubre de mil ochocientos treinta y tres, del quince de diciembre de ese año hasta el veinticuatro de abril siguiente y, finalmente, del veinticuatro de diciembre de mil ochocientos cuarenta y seis al veintiuno de marzo de mil ochocientos cuarenta y siete. Murió en la capital del país el cinco de julio de mil ochocientos cincuenta y ocho.

Fue miembro del primer Congreso mexicano en mil ochocientos veintidos y del primer Congreso Constituyente en mil ochocientos veinticuatro, donde se resaltó a la vera de los federalistas. Fue secretario de Relaciones a lo largo del gobierno de Manuel Gómez Pedraza. Elegido vicepresidente de la República por vez primera en mil ochocientos treinta y tres, ocupó el poder debido a las usuales ausencias del presidente Santa Anna. Fomentó esenciales ideas tendientes a reformar el gobierno: procuró separar la Iglesia del Estado, derogar los privilegios del clero y del ejército, destruir el monopolio religioso en la educación y usar los recursos eclesiásticos para abonar la deuda pública.

MIGUEL BARRAGÁN
Nació en Val del Maíz, San Luis Potosí, el ocho de marzo de mil setecientos ochenta y nueve. Fue presidente interino de México del veintiocho de enero de mil ochocientos treinta y cinco al veintisiete de febrero de mil ochocientos treinta y seis. Murió en la Urbe de México el 1 de marzo siguiente.

Miembro del ejército realista, en mil ochocientos diez estuvo a la vera de Calleja y Bustamante. Como coronel, secundó el Plan de Iguala. Fue preso por oponerse a la designación de Iturbide como emperador; consiguió su libertad al proclamarse la República. En mil ochocientos veinticuatro se le nombró comandante general de Veracruz. El dieciocho de noviembre del año siguiente consiguió la capitulación de las fuerzas españolas atrincheradas en San Juan de Ulúa. Entre mil ochocientos treinta y tres y mil ochocientos treinta y cuatro fungió como ministro de Guerra en los gobiernos de Santa Anna y Gómez Farías. A fines de enero de mil ochocientos treinta y cinco ocupó la Presidencia en substitución de Santa Anna. Como gobernante, sus mayores prendas fueron la sinceridad y la parquedad.

JOSÉ JUSTO CORRO
Nació en la ciudad de Guadalajara, en el presente estado de Jalisco, en mil setecientos noventa y cuatro. Fue presidente interino de México del veintisiete de febrero de mil ochocientos treinta y seis al diecinueve de abril de mil ochocientos treinta y siete. Murió en su urbe natal el dieciocho de diciembre de mil ochocientos sesenta y cuatro

Fue miembro del Congreso de los Diputados al Congreso Constituyente de mil ochocientos veinticuatro, gobernante de Jalisco del veintidos de septiembre de mil ochocientos veintiocho al 1 de mayo de mil ochocientos veintinueve, juez de la Suprema Corte y secretario de Justicia y Negocios Eclesiásticos en mil ochocientos treinta y cinco. Al separarse Miguel Barragán de la Presidencia por motivos de salud, Corro fue designado presidente interino. Le correspondió poner en vigor la nueva Constitución redactada por los centralistas conservadores que ponía fin al sistema republicano federal. La nueva ley abrogó el voto universal y lo limitó a quienes supiesen leer y escribir; además de esto, estableció el Supremo Poder Conservador, encargado de supervisar al Ejecutivo, al Legislativo y al Judicial.

NICOLÁS BRAVO
Nació en Chilpancingo, en el presente estado de Guerrero, el diez de septiembre de mil setecientos ochenta y seis. Ocupó la Presidencia de México en 3 ocasiones: del once al diecisiete de julio de mil ochocientos treinta y nueve, como sustituto; con exactamente la misma designación, del veintiseis de octubre de mil ochocientos cuarenta y dos al catorce de mayo del año siguiente; y como presidente interino, entre el veintiocho de julio y el seis de agosto de mil ochocientos cuarenta y seis. Murió en la hacienda de Chichihualco, Guerrero, el veintidos de abril de mil ochocientos cincuenta y cuatro.

Rebelde de impecable trayectoria, se transformó en el hombre de confianza de José María Morelos. Militar valiente y generoso con el oponente, en una ocasión excusó la vida a doscientos realistas. Cayó preso en 1817; al salir en libertad, apoyó el Plan de Iguala. Fue el primer vicepresidente de México (mil ochocientos veinticuatro-mil ochocientos veintinueve), jefe de operaciones contra Vicente Guerrero (mil ochocientos veintinueve-mil ochocientos treinta y uno), presidente del Congreso y jefe del Ejército del Norte (mil ochocientos treinta y siete). Su conocido historial militar no tuvo equivalente en su actividad política. En las 3 ocasiones que ocupó la Presidencia fungió como protector de los intereses de Antonio López de Santa Anna. Como gobernante, fue cobarde y templados.

FRANCISCO JAVIER ECHEVERRÍA
Nació en Jalapa, Veracruz, el veinticinco de julio de mil setecientos noventa y siete. Fue presidente interino de México del veintidos de septiembre al diez de octubre de mil ochocientos cuarenta y uno. Murió en la Urbe de México el diecisiete de septiembre de mil ochocientos cincuenta y dos.

Desde muy joven resaltó en los negocios y en la política. Fue miembro del Congreso de los Diputados local (mil ochocientos veintinueve), y secretario de Hacienda en los gabinetes de Antonio López de Santa Anna (mil ochocientos treinta y cuatro) y de Anastasio Bustamante (mil ochocientos treinta y nueve-mil ochocientos cuarenta y uno). El veintidos de septiembre de mil ochocientos cuarenta y uno, el presidente Bustamante tomó el mando del ejército para combatir una rebelión y dejó encargado de la Presidencia a Echeverría, quien rigió poco más de dos semanas, a lo largo de las que consiguió acrecentar en diez por ciento el impuesto al consumo. Estresado por la confusión, la anarquía y el desorden, prefirió retirarse y proseguir despachando sus temas particulares.

VALENTÍN CANALIZO
Nació en la ciudad de Monterrey, actual estado de Nuevo León, el doce de febrero de mil setecientos noventa y cuatro. Fue presidente substituto de México del siete de septiembre de mil ochocientos cuarenta y tres al cuatro de junio del año siguiente y presidente interino del veintiuno de septiembre al seis de diciembre de mil ochocientos cuarenta y cuatro. Murió en la capital del país el veinte de febrero de mil ochocientos cincuenta. mil setecientos noventa y siete.

Empezó su carrera militar en mil ochocientos once como cadete del regimiento de infantería de Celaya. Ya como teniente coronel, se adhirió al Plan de Iguala. Fue vocal del consejo que sentenció a muerte a Vicente Guerrero en mil ochocientos treinta y uno. Dos años después, bajo la bandera de religión y fueros, atacó Oaxaca; fue gobernante del Estado de México en el periodo centralista. Como secretario de Guerra (mil ochocientos cuarenta y seis-mil ochocientos cuarenta y siete), debió enfrentar el motín de los “polkos” en la Urbe de México. Considerado “el más obediente de los adictos” a Santa Anna, este lo puso en un par de ocasiones en la Presidencia.

MARIANO PAREDES Y ARRILLAGA
Nació en la Urbe de México en mil setecientos noventa y siete. Fue presidente interino de México del treinta y uno de diciembre de mil ochocientos cuarenta y cinco al veintiocho de julio de mil ochocientos cuarenta y seis. Murió en su sitio de origen el siete de septiembre de mil ochocientos cuarenta y nueve.

En mil ochocientos doce comenzó su carrera militar como cadete del regimiento de infantería de México. Se unió al Ejército Trigarante. Fue comandante general de San Luis Potosí, Sonora y Jalisco, y ministro de Guerra (diciembre de mil ochocientos treinta y ocho). Formó una parte de la junta militar que expidió en mil ochocientos cuarenta y uno las Bases de Tacubaya. Ocupó la Presidencia el último día de mil ochocientos cuarenta y cinco. Paradójicamente, siendo un presidente republicano, convocó a un Congreso Constituyente que debía organizar el país bajo la manera monárquica de gobierno.

JOSÉ MARIANO SALAS
Nació en la capital del país en mil setecientos noventa y siete. Fue presidente temporal de México del seis de agosto al veintitres de diciembre de mil ochocientos cuarenta y seis y del veintiuno de enero al dos de febrero de mil ochocientos cincuenta y nueve. Murió en su urbe natal el veinticuatro de diciembre de mil ochocientos sesenta y siete.

En mil ochocientos trece ocupó plaza de cadete en el regimiento de infantería de Puebla. Consiguió sus primeros ascensos luchando a los rebeldes. Participó a lo largo de la campaña de Texas. En plena guerra con E.U., Salas se sublevó contra Paredes y Arrillaga, aceptó la Presidencia, puso en vigor de nuevo la Constitución de mil ochocientos veinticuatro y convocó a elecciones que favorecieron, de nuevo, a Santa Anna. Se empeñó, sin éxito, en conseguir recursos para la guerra; abrió un concurso a fin de que empresarios instalasen en la capital un nuevo iluminado público; procuró establecer academias de idiomas y de historia y planteó la creación de una biblioteca nacional. Segundo jefe del Ejército del Norte a lo largo de la invasión de Norteamérica, fue hecho preso en Padierna.

PEDRO MARÍA ANAYA
Nació en Huichapan, actual estado de Noble, el veinte de mayo de mil setecientos noventa y cuatro. Fue presidente interino de México del dos de abril al veinte de mayo de mil ochocientos cuarenta y siete y del doce de noviembre de ese año al ocho de enero del siguiente. Murió en la Urbe de México el veintiuno de marzo de mil ochocientos cincuenta y cuatro

De familia criolla, se unió como cadete al regimiento de 3 Villas en mil ochocientos once. Hizo su carrera en el ejército realista hasta el momento en que se adhirió al Plan de Iguala. Consiguió el grado de general el dieciseis de junio de mil ochocientos treinta y tres. Fue secretario de Guerra y Marina (mil ochocientos treinta y dos-mil ochocientos treinta y tres), miembro del Congreso de los Diputados y presidente del Congreso. Combatió contra la invasión estadunidense en mil ochocientos cuarenta y siete en la Batalla de Churubusco. Ocupó por vez primera la Presidencia del país mientras que Santa Anna marchaba cara Veracruz para procurar frenar el avance de las tropas norteamericanas. Recibió del Congreso facultades excepcionales para llevar adelante la guerra y dictó ciertas disposiciones para la defensa de la capital.

MANUEL DE LA PEÑA Y PEÑA
Nació en la Urbe de México el diez de marzo de mil setecientos ochenta y nueve. Fue presidente substituto de México del dieciseis de septiembre al once de noviembre de mil ochocientos cuarenta y siete y del ocho de enero al dos de junio de mil ochocientos cuarenta y ocho. Murió en la capital del país el dos de enero de mil ochocientos cincuenta.

En mil ochocientos once se recibió de letrado. Iturbide lo nombró consejero de Estado y le dio la Cruz de la Orden de Guadalupe. Fue miembro de la Suprema Corte de Justicia (mil ochocientos veinticuatro), secretario del Interior (mil ochocientos treinta y siete) y de Relaciones (mil ochocientos cuarenta y siete). Tras la renuncia de Santa Anna en el mes de septiembre de mil ochocientos cuarenta y siete, De la Peña, a la sazón presidente de la Suprema Corte de Justicia, aceptó las bridas del país con la meta principal de conseguir la paz con USA. Le correspondió negociar el tratado de Guadalupe Noble, por el que México cedió un par de millones cuatrocientos mil quilómetros cuadrados de su territorio, aunque logró salvar la península de Baja California con su unión por tierra con Sonora y la soberanía sobre el Istmo de Tehuantepec. El gobierno mexicano recibió una indemnización de quince millones de pesos.

JOSÉ JOAQUÍN DE HERRERA
Nació en Jalapa, Veracruz, el veintitres de febrero de mil setecientos noventa y dos. Fue presidente interino de México del doce al veintiuno de septiembre de mil ochocientos cuarenta y cuatro, y constitucional a lo largo de los periodos comprendidos del seis de diciembre de mil ochocientos cuarenta y cuatro al treinta de diciembre de mil ochocientos cuarenta y cinco y del tres de junio de mil ochocientos cuarenta y ocho al quince de enero de mil ochocientos cincuenta y uno. Murió en la Urbe de México el diez de febrero de mil ochocientos cincuenta y cuatro.

Desde mil ochocientos diez participó en acciones contra los rebeldes. En mil ochocientos veintiuno secundó el Plan de Iguala; figuró en el Ejército Trigarante con el grado de general brigadier. Representó a Veracruz en el Congreso Constituyente de mil ochocientos veinticuatro y fue miembro de su Comisión de Temas Militares. Fue capitán general de la Urbe de México, directivo del Cuerpo Nacional de Caballería (mil ochocientos veintiseis), gobernante del Distrito Federal (mil ochocientos veintiocho), ministro de Guerra con Santa Anna (mil ochocientos treinta y tres y mil ochocientos treinta y cuatro) y también inspector general del ejército. Aceptó por tercera vez la Presidencia poquitos días ya antes de la evacuación del ejército de Norteamérica del territorio nacional. Empleó la indemnización estipulada en los Tratados de Guadalupe Noble para cubrir la deuda inglesa, pacificar el país y abonar los salarios de la burocracia. Impulsó el proyecto de los liberales moderados, apoyado en 2 refulgentes ministros: Mariano Riva Palacio y Mariano Otero. Consiguió dar el poder de forma pacífica y constitucional, hecho que no se comprobaba desde mil ochocientos veintinueve.

MARIANO ARISTA
Nació en San Luis Potosí el veintiseis de julio de mil ochocientos dos. Fue presidente constitucional de México del quince de enero de mil ochocientos cincuenta y uno al cinco de enero de mil ochocientos cincuenta y tres. Murió el siete de agosto de mil ochocientos cincuenta y cinco.

Empezó su carrera militar en mil ochocientos diecisiete como cadete en Puebla. En mil ochocientos veintiuno era capitán del Ejército Trigarante. En mil ochocientos treinta y tres, ya como general de brigada, Santa Anna lo expatrió. De regreso, en mil ochocientos treinta y seis, fue nombrado miembro del Supremo Tribunal de Guerra. Como comandante del Ejército del Norte luchó contra la invasión estadounidense. Fue secretario de Guerra y Marina a lo largo del gobierno de José Joaquín de Herrera. Tomó posesión de la Presidencia de la República en la mitad de una severa crisis económica. Sin embargo, estableció la primera línea telegráfica, que iba de la capital del país al puerto de Veracruz, y dio la concesión para edificar un tren en esa ruta; trasladó la escultura hípico de Carlos IV a la entrada del camino de Bucareli. La horrible situación financiera desencadenó una revuelta que pretendía elevar de nuevo al poder a Santa Anna. Frente a la imposibilidad de hacerle frente debido a la escasez de recursos, Arista renunció a la Presidencia.

JUAN BAUTISTA CEBALLOS
Nació en Durango el trece de mayo de mil ochocientos once. Fue presidente interino de México del seis de enero al siete de febrero de mil ochocientos cincuenta y tres. Murió en la ciudad de París, Francia, el veinte de agosto de mil ochocientos cincuenta y nueve.

Desde pequeñísimo, su familia se trasladó a Morelia, donde estudió en el Instituto de San Nicolás. Fue miembro del Congreso de los Diputados en mil ochocientos cuarenta y dos, mil ochocientos cuarenta y siete y 1851.Como presidente de la Suprema Corte de Justicia, y frente a la renuncia de Mariano Arista, se ocupó del Poder Ejecutivo. Su primer acto de gobierno fue disolver las 2 cámaras del Congreso. Miembros del Congreso de los Diputados y miembros del Senado de opusieron a medida y también incitaron a la guarnición de la Urbe de México a fin de que se sublevara en apoyo del retorno de Santa Anna al poder.

MANUEL MARÍA LOMBARDINI
Nació en la Urbe de México el veintitres de julio de mil ochocientos dos. Fue presidente temporal de México entre el siete de febrero y el veinte de abril de mil ochocientos cincuenta y tres. Murió en su urbe natal el veintidos de diciembre de mil ochocientos cincuenta y tres.

En mil ochocientos catorce formó una parte de una milicia realista famosa como “patriotas de Tacubaya”. Combatió a los estadunidenses en la guerra de mil ochocientos cuarenta y siete. Se ocupó del Poder Ejecutivo a la espera de la llegada de Antonio López de Santa Anna. A lo largo de su ejercicio, Lucas Alamán escribió una insigne carta en la que estableció los principios que deberían basar el proyecto político de los conservadores.

ANTONIO LÓPEZ DE SANTA ANNA
Nació en Jalapa, Veracruz, el veintiuno de febrero de mil setecientos noventa y cuatro. Ocupó la Presidencia de México en once ocasiones: del dieciseis de mayo al tres de junio de mil ochocientos treinta y tres, del dieciocho de junio al tres de julio de mil ochocientos treinta y tres, del veintisiete de octubre al quince de diciembre de mil ochocientos treinta y tres, del veinticuatro de abril de mil ochocientos treinta y cuatro al veintiocho de enero de mil ochocientos treinta y cinco, del dieciocho de marzo al diez de julio de mil ochocientos treinta y nueve, del diez de octubre de mil ochocientos cuarenta y uno al veinticinco de octubre de mil ochocientos cuarenta y dos, del cinco de mayo al seis de septiembre de mil ochocientos cuarenta y tres, del cuatro de junio al doce de septiembre de mil ochocientos cuarenta y cuatro, del veintiuno de marzo al dos de abril de mil ochocientos cuarenta y siete, del veinte de mayo al dieciseis de septiembre de mil ochocientos cuarenta y siete y del veintiuno de abril de mil ochocientos cincuenta y tres al doce de agosto de mil ochocientos cincuenta y cinco. Murió en la capital del país el veintiuno de junio de mil ochocientos setenta y seis.

Empezó su carrera militar como cadete en mil ochocientos diez. Combatió a los rebeldes en Texas y en Veracruz. En mil ochocientos veintidos se levantó en armas proclamando la República. En mil ochocientos veintinueve derrotó al general de España Isidro Barradas en Tampico; desde este acontencimiento, se transformó en el héroe nacional imprescindible, si bien perdió la guerra más esencial, librada contra U.S.A. entre mil ochocientos cuarenta y seis y mil ochocientos cuarenta y ocho. Aunque ocupó once veces la Presidencia, en tiempo efectivo no sumó siquiera un sexenio. Todavía de esta manera, a lo largo de los primeros treinta y cinco años de vida independiente de México, fungió como árbitro de los destinos del país. Como político careció de ideas y de principios. A lo largo de su último periodo, no obstante, se fijó la labor de regir apoyándose en los más señalados conservadores de la temporada, encabezados por Lucas Alamán. A la muerte de este, su gobierno derivó en una dictadura sin programa político, sometida a las veleidades de Santa Anna, entre ellas, el establecimiento de un boato imperial. La continua y tenaz oposición de los liberales desbocó en la Revolución de Ayutla en mil ochocientos cincuenta y cuatro, que en poco más de un año derribó al dictador.

MARTÍN CARRERA
Nació en la urbe de Puebla, Puebla, el veinte de diciembre de mil ochocientos seis. Fue presidente interino de México del catorce de agosto al doce de septiembre de mil ochocientos cincuenta y cinco. Murió en la capital del país el veintidos de abril de mil ochocientos setenta y uno.

Perteneciente al cuerpo de artillería, en mil ochocientos veintiuno se unió al Ejército Trigarante. En mil ochocientos treinta y tres consiguió el grado de general de brigada por la toma de Guanajuato y Santa Anna lo hizo general de división en mil ochocientos cincuenta y tres. Fue miembro del Senado en mil ochocientos cuarenta y cuatro y mil ochocientos cuarenta y cinco, y consejero de gobierno por año siguiente. Fue comandante de artillería a lo largo de la invasión de Norteamérica. Fungía como directivo general de los cuerpos de artillería cuando la guarnición de la capital se adhirió al Plan de Ayutla y lo nombró presidente.

RÓMULO DÍAZ DE LA VEGA
Nació en la Urbe de México en mil ochocientos cuatro. Fue presidente de hecho del doce de septiembre al cuatro de octubre de mil ochocientos cincuenta y cinco. Murió en Puebla, Puebla, el tres de octubre de mil ochocientos setenta y siete.

En mil ochocientos veintiuno se sumó al Plan de Iguala. Por su participación en la campaña de Texas (mil ochocientos treinta y seis) se le nombró teniente coronel. Combatió a los franceses a lo largo de la Guerra de los Pasteles (mil ochocientos treinta y ocho). Luchó contra la intervención de Norteamérica. Fue comandante militar de Puebla (mil ochocientos cuarenta y nueve) y Tamaulipas (mil ochocientos cincuenta) y gobernante de Yucatán (mil ochocientos cincuenta y tres). En el mes de septiembre de mil ochocientos cincuenta y cinco, como general en jefe de las fuerzas permanentes reunidas en la capital, se ocupó de la Presidencia después de la renuncia de Martín Carrera.

JUAN ÁLVAREZ
Nació en Atoyac, actual estado de Guerrero, el veintisiete de enero de mil setecientos noventa. Fue presidente interino de México del cuatro de octubre al once de diciembre de mil ochocientos cincuenta y cinco. Murió en Acapulco el veintiuno de agosto de mil ochocientos sesenta y siete.

En mil ochocientos diez se integró a las filas de Morelos como soldado raso. Tras la muerte del Siervo de la Nación, se mostró siempre y en todo momento fiel a Vicente Guerrero. En mil ochocientos cuarenta y siete fue jefe de la caballería en la campaña del val de México contra los estadunidenses. En mil ochocientos cuarenta y nueve planteó la creación del estado de Guerrero y fue el primer gobernante de dicha entidad. En el tercer mes del año de mil ochocientos cincuenta y cuatro proclamó el Plan de Ayutla contra Santa Anna. Al triunfo de esa rebelión fue elegido presidente. Reunió en su gabinete a una generación excepcionalurante su fugaz gobierno convocó a un Congreso Constituyente y derogó los fueros militar y eclesiástico.

IGNACIO COMONFORT
Nació en Amozoc, Puebla, el doce de marzo de mil ochocientos doce. Fue presidente interino de México del once de diciembre de mil ochocientos cincuenta y cinco al treinta de noviembre de mil ochocientos cincuenta y siete, y constitucional del 1 al diecisiete de diciembre de mil ochocientos cincuenta y siete. Murió en Molino de Soria, Guanajuato, el trece de noviembre de mil ochocientos sesenta y tres.

Efectuó sus estudios en la capital poblana. Combatió a los estadunidenses en mil ochocientos cuarenta y siete y participó en la Batalla de Churubusco. En el tercer mes del año de mil ochocientos cincuenta y cuatro, así como el general Juan Álvarez, encabezó la Revolución de Ayutla, que significó la caída terminante de Antonio López de Santa Anna. Liberal moderado, cuando llegó a la Presidencia formó un gabinete mixto —de liberales y conservadores— bastante difícil de supervisar. Encaró distintas rebeliones encabezadas por el clero, que se oponía a la implantación de leyes reformistas. En un inicio apoyó la creación de la Constitución liberal de mil ochocientos cincuenta y siete, a la que acabó por ignorar a través de un autogolpe de Estado que dio origen a la Guerra de Reforma. El veintiuno de enero de mil ochocientos cincuenta y ocho partió al exilio.

BENITO JUÁREZ
Nació en San Pablo Guelatao, Oaxaca, el veintiuno de marzo de mil ochocientos seis. Ocupó la presidencia del dieciocho de diciembre de mil ochocientos cincuenta y siete al dieciocho de julio de mil ochocientos setenta y dos, data de su muerte, acontecida en la capital del país.

Descendiente de indígenas zapotecas, se tituló de letrado en el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca en mil ochocientos treinta y tres. Ocupó diferentes cargos públicos en su estado natal: regidor (mil ochocientos treinta y uno), miembro del Congreso de los Diputados local (mil ochocientos treinta y cuatro), juez civil (mil ochocientos cuarenta y cuatro) y secretario de gobierno (mil ochocientos cuarenta y cinco). En mil ochocientos cuarenta y seis, siendo escogido miembro del Congreso de los Diputados al Congreso de la Unión, se vinculó a la política nacional. Por año siguiente ocupó la gubernatura de Oaxaca. Las profundas diferencias con Antonio López de Santa Anna lo llevaron al exilio en mil ochocientos cincuenta y tres. Continuó en Nueva Orleáns hasta 1855; se unió entonces a la revolución de Ayutla, tras cuyo triunfo fue nombrado secretario de Justicia. En mil ochocientos cincuenta y seis ocupó de nuevo el gobierno de su estado. En mil ochocientos cincuenta y siete fue elegido presidente de la Suprema Corte de Justicia, tarea que desempeñó hasta diciembre de ese año, cuando se encargó de la presidencia del país. Desde entonces y hasta su muerte encabezaría el gobierno a lo largo de las etapas históricas de la guerra de Reforma, la Intervención francesa, el segundo imperio y la restauración de la República.

FÉLIX MARÍA ZULOAGA
Nació en Chopos, Sonora, el treinta y uno de marzo de mil ochocientos tres. Presidente interino del once de enero al veinticuatro de diciembre de mil ochocientos cincuenta y ocho. Murió en la Urbe de México el once de febrero de mil ochocientos noventa y ocho.

Desde pequeñísimo vivió en Chihuahua, donde se unió a la guarda nacional. Se adhirió a los liberales y al Plan de Ayutla. Estuvo a la vera de Ignacio Comonfort, entonces proclamó el Plan de Tacubaya contra la Constitución de mil ochocientos cincuenta y siete. Tras ignorar a Comonfort, el partido conservador le entregó unánimemente la presidencia a Zuloaga, autor del golpe de Estado. Ocupó el poder en un México dividido. Su gobierno debió combatir al de los liberales que encabezaba Benito Juárez. Empezaba de este modo la guerra de Reforma.

MANUEL ROBLES PEZUELA
Nació en Guanajuato, Guanajuato, el veintitres de mayo de mil ochocientos diecisiete. Presidente temporal del veinticuatro de diciembre de mil ochocientos cincuenta y ocho al veintiuno de enero de mil ochocientos cincuenta y nueve. Murió en San Andrés Chalchicomula, Puebla, el veintitres de marzo de mil ochocientos sesenta y dos.

Se distinguió en la guerra contra la intervención de Norteamérica. Secretario de Guerra y Marina (mil ochocientos cincuenta y uno-mil ochocientos cincuenta y dos). Combatió la rebelión de Ayutla. En la guerra de Reforma combatió a los liberales. Comandante militar de la Urbe de México cuando ocurrió el alzamiento contra Zuloaga en el mes de diciembre de mil ochocientos cincuenta y ocho, a la caída de este aceptó la presidencia. Pensó que podría mediar entre liberales y conservadores y también procuró convocar a las facciones para nombrar una junta de representantes a fin de escoger a un nuevo presidente capaz de asegurar la paz y la estabilidad del país. Sin contestación y sin opciones alternativas, se impuso cuidar y dar la presidencia a Miramón. Entre mil ochocientos cincuenta y nueve y mil ochocientos sesenta formó una parte del Ejército de Oriente. Al iniciarse la Intervención francesa, se puso al servicio de los invasores.

JOSÉ IGNACIO PAVÓN
Nació en el puerto de Veracruz en mil setecientos noventa y uno. Presidente interino del catorce al quince de agosto de mil ochocientos sesenta. Murió en la Urbe de México el veinticinco de mayo de mil ochocientos sesenta y seis.

Efectuó sus estudios en el Instituto de San Ildefonso en la Urbe de México. En mil ochocientos dieciocho fue síndico del municipio capitalino y en mil ochocientos veinte secretario de la junta de censura y consultor singular de Hacienda. Juez censor de la ley de imprenta en el periodo de Iturbide y oficial mayor de Hacienda (mil ochocientos veintitres) y de Relaciones (mil ochocientos veinticinco). Presidente de la Suprema Corte de Justicia a lo largo del gobierno de Zuloaga. Aceptó temporalmente la presidencia solo para trasmitir legalmente el poder en favor de Miguel Miramón. Por sus servicios a la causa de los conservadores.

MIGUEL MIRAMÓN
Nació en la Urbe de México el veintinueve de septiembre de mil ochocientos treinta y uno. Presidente substituto del dos de febrero de mil ochocientos cincuenta y nueve al trece de agosto de mil ochocientos sesenta y presidente interino del dieciseis de agosto al veinticuatro de diciembre de mil ochocientos sesenta. Murió en Querétaro el diecinueve de junio de mil ochocientos sesenta y siete.

Como cadete, fue uno de los Pequeños Héroes que defendieron el castillo de Chapultepec a lo largo de la invasión de Norteamérica el trece de septiembre de mil ochocientos cuarenta y siete. Combatió contra los liberales defendiendo a Santa Anna a lo largo de la revolución de Ayutla. En la guerra de Reforma sirvió bajo el mando del general Osollo y, fallecido este, fue nombrado general en jefe del ejército conservador. Se transformó en la mejor espada de su partido. Tenía veintisiete años cuando aceptó la presidencia, ejercitando el mando desde el campo de batalla. Si bien conservador, estaba lejos de situaciones radicales: favorecía el cuidado de la hacienda pública, la aplicación expedita de la justicia, el bienestar individual, si bien asimismo evitó limitar el poder político y económico de la iglesia. Fue derrotado por los liberales y desterrado en el último mes del año de mil ochocientos sesenta

JUAN NEPOMUCENO ALMONTE
Nació en Necupétaro, actual estado de Michoacán, el quince de mayo de mil ochocientos tres. Se desempeñó como gobernante del segundo imperio mexicano entre el veinte y veintiocho de mayo de mil ochocientos sesenta y cuatro. Murió en la ciudad de París, Francia, el veintiuno de marzo de mil ochocientos sesenta y nueve.

Hijo del caudillo rebelde José María Morelos. Participó a la vera de Antonio López de Santa Anna en la guerra de Texas y en la guerra contra U.S.A.. Después se vinculó al partido conservador. Consumada la segunda Intervención francesa, formó una parte de la Junta Superior de Gobierno que declaró el establecimiento del imperio mexicano y ofreció la corona a Maximiliano de Habsburgo. Desde el trece de julio de mil ochocientos sesenta y tres ocupó la regencia que se ocupó de organizar políticamente el nuevo régimen de gobierno. El veinte de mayo siguiente aceptó el cargo de gobernante del imperio, siendo su primordial misión percibir a Maximiliano en Veracruz y entregarle de manera simbólica el poder.

MAXIMILIANO DE HABSBURGO
Nació en Viena el seis de julio de mil ochocientos treinta y dos. Emperador de México del veintiocho de mayo de mil ochocientos sesenta y cuatro al quince de mayo de mil ochocientos sesenta y siete. Murió en Querétaro el diecinueve de junio de mil ochocientos sesenta y siete.

Hijo del archiduque Francisco Carlos y su esposa Sofía de Baviera. Había sido educado para regir, mas al no ser el primogénito, tenía pocas posibilidades. Oficial de la marina de guerra austriaca, llegó a ser comandante en jefe de la flota. Consumada la intervención francesa, en el primer mes del verano de mil ochocientos sesenta y tres se reunió en México una reunión de notables que proclamo el imperio y escogió a Maximiliano para encabezarlo. El diez de abril de mil ochocientos sesenta y cuatro, una comisión le ofreció formalmente el trono y admitió. El veintiocho de mayo siguiente desembarcó en Veracruz, acompañado de su esposa Carlota. Para los liberales, que defendían el gobierno republicano encabezado por Benito Juárez, Maximiliano era considerado un invasor y un usurpador. Sus disposiciones de gobierno, más bien liberales, le quitaron el apoyo del partido conservador. Tras 3 años de inestabilidad el imperio se vino abajo. Capturado en Querétaro, fue fusilado así como los generales conservadores Miguel Miramón y Tomás Mejía.

SEBASTIÁN LERDO DE TEJADA
Nació en Jalapa, Veracruz, el veinticuatro de abril de mil ochocientos veintitres. Ocupó la presidencia entre el dieciocho de julio de mil ochocientos setenta y dos y el veinte de noviembre de mil ochocientos setenta y seis. Murió en la ciudad de Nueva York el veintiuno de abril de mil ochocientos ochenta y nueve.

Estudió jurisprudencia en el Instituto de San Ildefonso, del que fue rector (mil ochocientos cincuenta y dos-mil ochocientos sesenta y tres). Fiscal de la Suprema Corte de Justicia (mil ochocientos cincuenta y cinco), ministro de Relaciones Exteriores (mil ochocientos cincuenta y siete), miembro del Congreso de los Diputados al Congreso de la Unión (mil ochocientos sesenta y uno-mil ochocientos sesenta y tres), ministro de Justicia, de Relaciones y de Gobernación del gobierno de Benito Juárez a lo largo de la Intervención francesa (mil ochocientos sesenta y tres-mil ochocientos sesenta y siete). Presidente de la Suprema Corte de Justicia a la muerte de Juárez en mil ochocientos setenta y dos, ocupó la presidencia de la República. Después de triunfar en las elecciones se transformó en presidente constitucional ese año. Bajo su administración se consiguió derrotar al cacique rebelde de Nayarit, Manuel Lozada; se estableció la Cámara de Miembros del Senado y se inauguró el tren México-Veracruz. Además fueron elevadas a rango constitucional las Leyes de Reforma. Su fraudulenta reelección en mil ochocientos setenta y seis acabó en un golpe de Estado, contra el que se levantó en armas Porfirio Díaz.

JOSÉ MARÍA IGLESIAS
Nació en la Urbe de México el cinco de enero de mil ochocientos veintitres. Presidente “legalista” del veintiocho de diciembre de mil ochocientos setenta y seis al quince de marzo de mil ochocientos setenta y siete. Murió en su urbe de origen el diecisiete de diciembre de mil ochocientos noventa y uno.

Efectuó sus estudios en el Instituto Gregoriano de la Urbe de México. Regidor del municipio capitalino. Se opuso al tratado de Guadalupe Noble en mil ochocientos cuarenta y ocho. Al triunfo del plan de Ayutla ocupó un cargo en la Segregaría de Hacienda. Ministro de Justicia, Negocios Eclesiásticos y también Instrucción Pública (mil ochocientos cincuenta y siete). Juez de la Suprema Corte de Justicia. A lo largo de la guerra de Reforma defendió en la prensa la causa liberal. Administrador general de rentas (mil ochocientos sesenta). Oficial mayor de la Segregaría de Hacienda (mil ochocientos sesenta y uno). Formó una parte del gabinete de Juárez a lo largo de la Intervención francesa. Ministro de Gobernación (mil ochocientos sesenta y ocho).

JUAN N. MÉNDEZ
Nació en Tetela, Puebla, el dos de julio de mil ochocientos veinte. Presidente interino entre el seis de diciembre de mil ochocientos setenta y seis y el diecisiete de febrero de mil ochocientos setenta y siete. Murió en la Urbe de México el veintinueve de noviembre de mil ochocientos noventa y cuatro.

Combatió a los estadunidenses en mil ochocientos cuarenta y siete. En mil ochocientos cincuenta y cuatro se pronunció en favor del Plan de Ayutla. Al lado del general Ignacio Zaragoza derrotó a los franceses en Puebla el cinco de mayo de mil ochocientos sesenta y dos. Militó en el Ejército de Oriente contra la invasión francesa. Apoyó la revuelta de Tuxtepec en mil ochocientos setenta y seis. A lo largo de ese episodio, al ocupar la Urbe de México, Porfirio Díaz deseó guardar las formas legales y nombró a Méndez presidente interino. Por su parte, el nuevo jefe del Ejecutivo nombró a Díaz general en jefe del ejército de operaciones, con la confía de reducir a las últimas fuerzas de Sebastián Lerdo de Tejada y de José María Iglesias, quienes asimismo demandaban por su lado la presidencia. Cuando Díaz consiguió imponerse militarmente a sus oponentes a principios de mil ochocientos setenta y siete, Méndez le entregó el poder. Después fue gobernante de Puebla en un par de ocasiones (mil ochocientos ochenta y mil ochocientos ochenta y cinco) y presidente de la Suprema Corte Militar.

MANUEL GONZÁLEZ
Nació en Matamoros, Tamaulipas, el diecisiete de junio de mil ochocientos treinta y tres. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil ochocientos ochenta al treinta de noviembre de mil ochocientos ochenta y cuatro. Murió en la hacienda de Chapingo, Estado de México, el ocho de mayo de mil ochocientos noventa y tres.

Se integró al ejército como soldado raso en mil ochocientos cincuenta y tres. Combatió a los liberales en la guerra de Reforma. Ofreció sus servicios a Benito Juárez a lo largo de la Intervención francesa, luchando bajo el mando de Porfirio Díaz. Gobernante de Palacio Nacional y comandante militar de la Urbe de México, secundó a Díaz en las rebeliones de La Noria (mil ochocientos setenta y uno) y de Tuxtepec (mil ochocientos setenta y seis). Gobernante de Michoacán en mil ochocientos setenta y siete, secretario de Guerra y Marina en mil ochocientos setenta y nueve. En mil ochocientos ochenta, con el apoyo de Díaz, fue elegido presidente. A lo largo de su administración impulsó la construcción de trenes y el desarrollo de la red telegráfica; además creó el Banco Nacional de México.

PORFIRIO DÍAZ
Nació en la urbe de Oaxaca el quince de septiembre de mil ochocientos treinta. Presidente de hecho del veintiuno de noviembre al seis de diciembre de mil ochocientos setenta y seis y del diecisiete de febrero al cinco de mayo de mil ochocientos setenta y siete, data en que comenzó su primer periodo constitucional, el que concluyó el treinta de noviembre de 1880; volvió a ocupar la presidencia desde el 1 de diciembre de mil ochocientos ochenta y cuatro hasta el veinticinco de mayo de mil novecientos once. Murió en la ciudad de París, Francia, el dos de julio de mil novecientos quince.

Efectuó sus estudios en el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca. Se empezó en las armas apoyando el Plan de Ayutla. Combatió a los conservadores a lo largo de la guerra de Reforma. Tuvo una participación definitiva en la lucha contra la Intervención francesa. Se pronunció contra las reelecciones de Benito Juárez en mil ochocientos setenta y uno, con el Plan de La Noria, y de Sebastián Lerdo de Tejada en mil ochocientos setenta y seis, bajo el Plan de Tuxtepec. Ocupó por vez primera la presidencia en mil ochocientos setenta y siete y por segunda ocasión en mil ochocientos ochenta y cuatro, año desde el como se sostuvo en el poder hasta el triunfo de la revolución maderista en mayo de mil novecientos once. A lo largo de su prolongado gobierno consiguió pacificar el país combinando la conciliación y el empleo de la fuerza. Promovió el desarrollo económico y con esto la modernización de las urbes. Sin embargo la aparente bonanza, la estructura social y económica que misma generó favoreció profundas desigualdades sociales que, conjuntadas con la limitada participación política, derivaron en la caída violenta del régimen.

FRANCISCO LEÓN DE LA BARRA
Nació en Querétaro, Querétaro, el dieciseis de junio de mil ochocientos sesenta y tres. Presidente interino del veintiseis de mayo al seis de noviembre de mil novecientos once. Murió en Biarritz, Francia, el veintitres de septiembre de mil novecientos treinta y nueve.

Letrado. Encargado al segundo Congreso Panamericano (mil novecientos uno-mil novecientos dos); miembro del Congreso de los Diputados al Congreso de la Unión; embajador de México en diferentes países de América y Europa a lo largo del Porfiriato. Tras las renuncias de Porfirio Díaz y del vicepresidente Ramón Corral, siendo secretario de Relaciones Exteriores, por ministerio de la ley aceptó la presidencia de México con la confía de convocar a nuevas elecciones. Su gobierno debía asegurar la transición entre la dictadura destituida y el nuevo régimen.

FRANCISCO I. MADERO
Nació en Vides, Coahuila, el treinta de octubre de mil ochocientos setenta y tres. Presidente constitucional del seis de noviembre de mil novecientos once al diecinueve de febrero de mil novecientos trece. Murió en la Urbe de México el veintidos de febrero de mil novecientos trece.

Efectuó sus primeros estudios en Saltillo, Coahuila, y en USA. En mil ochocientos ochenta y seis partió a París, donde concluyó sus cursos en la Escuela de Altos Estudios Comerciales en mil ochocientos noventa y dos. En mil novecientos cuatro comenzó su carrera política en el campo local en Coahuila. A fines de mil novecientos ocho publicó su libro La sucesión presidencial en mil novecientos diez. Un par de años después fue aspirante a la presidencia por el Partido Antirreeleccionista en oposición a la séptima reelección de Porfirio Díaz. Mientras que desarrollaba su campaña fue hecho preso. Tras la celebración de las elecciones que dieron el triunfo al dictador, Madero escapó de la prisión y decidió convocar a un movimiento revolucionario por medio del Plan de San Luis. Al triunfo de la Revolución, a lo largo del interinato de Francisco León de la Barra, ganó las elecciones presidenciales en el mes de octubre de mil novecientos once. Atrapado entre los restos políticos del porfirismo, las demandas de los revolucionarios y las presiones del embajador estadunidense, su régimen se desmoronó con su asesinato en el mes de febrero de mil novecientos trece.

PEDRO LASCURÁIN
Nació en la Urbe de México el doce de mayo de mil ochocientos cincuenta y seis. Presidente interino a lo largo de cuarenta y cinco minutos el diecinueve de febrero de mil novecientos trece. Murió el veintiuno de julio de mil novecientos cincuenta y dos

Efectuó sus estudios en la Escuela Nacional de Jurisprudencia. Fue síndico y presidente del Municipio de la Urbe de México al triunfo de la revolución de mil novecientos diez. Secretario de Relaciones Exteriores cuando el presidente Madero y el vicepresidente Pino Suárez fueron hechos presos, consiguió sus renuncias, las presentó frente a la cámara y fueron admitidas por los miembros del Congreso de los Diputados. A continuación, le tomaron la queja como nuevo titular del Poder Ejecutivo, cargo que detentó a lo largo de 45 minutos, a lo largo de los que nombró secretario de Gobernación a Victoriano Huerta y presentó su renuncia.

VICTORIANO HUERTA
Nació en Colotlán, Jalisco, el veintitres de marzo de mil ochocientos cuarenta y cinco. Presidente interino del diecinueve de febrero de mil novecientos trece al quince de julio de mil novecientos catorce. Murió en El Paso, Texas, el trece de enero de mil novecientos dieciseis.

Hizo sus estudios primarios en la ciudad de Guadalajara y más tarde ingresó al Instituto Militar. Participó en la pacificación de Yucatán (mil novecientos uno). Por 5 años se desempeñó como jefe de obras públicas en la ciudad de Monterrey a lo largo de la gubernatura de Bernardo Reyes. Combatió el zapatismo (mil novecientos diez-mil novecientos once) y derrotó la rebelión de Pascual Orozco en Chihuahua (mil novecientos doce). El nueve de febrero de mil novecientos trece, al comienzo de la decena trágica, el presidente Madero le confió la comandancia militar de la Urbe de México. Ocupó la presidencia tras traicionar a Madero. Removió a los miembros del gabinete maderista por su incondicionalidad al líder asesinado. Encarando la oposición de ciertos miembros del Congreso disolvió la cámara y recluyó a múltiples de sus miembros. Desde el principio de su gobierno encaró un alzamiento extendido, acaudillado por Venustiano Carranza. Además de esto, en el mes de abril de mil novecientos catorce debió enfrentar una invasión de Norteamérica en el puerto de Veracruz.

FRANCISCO S. CARVAJAL
Nació en Campeche, Campeche, el nueve de diciembre de mil ochocientos setenta. Presidente interino del quince de julio al trece de agosto de mil novecientos catorce. Murió en la Urbe de México el treinta de septiembre de mil novecientos treinta y dos..

Letrado. A lo largo de la revolución maderista fue representante del gobierno de Porfirio Díaz en las conferencias de paz de Urbe Juárez (mayo de mil novecientos once). Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (mil novecientos seis-mil novecientos doce), ocupó la presidencia del alto tribunal el treinta y uno de mayo de mil novecientos doce. A mediados de mil novecientos trece Victoriano Huerta lo designó Secretario de Relaciones Exteriores, con lo que al abandonar este, por ministerio de la ley se transformó en presidente interino.

EULALIO GUTIÉRREZ
Nació en Ramos Arizpe, Coahuila, el dos de febrero de mil ochocientos ochenta y uno. Presidente convencionista del seis de noviembre de mil novecientos catorce al doce de enero de mil novecientos quince. Murió en Saltillo, Coahuila, el doce de agosto de mil novecientos treinta y nueve.

Respondiendo al llamado revolucionario de Francisco I. Madero, se levantó en armas en mil novecientos diez. En mil novecientos trece volvió a combatir en San Luis Potosí y en su estado natal. Al triunfo del constitucionalismo en mil novecientos catorce, y tras la instalación de la Convención Revolucionaria, fue nombrado presidente por esta reunión, debido a que no se encontraba comprometido con ciertos jefes en pelea. Instalado ya en la Urbe de México, procuró regir por sobre las facciones revolucionarias. No obstante, en términos efectivos, los generales más poderosos de la Convención, Francisco Villa y Emiliano Zapata, hacían servir su autoridad por sobre la del presidente.

ROQUE GONZÁLEZ GARZA
Nació en Saltillo, Coahuila, el veintitres de marzo de mil ochocientos ochenta y cinco. Presidente convencionista del dieciseis de enero al nueve de junio de mil novecientos quince. Murió en la capital del país el doce de noviembre de mil novecientos sesenta y dos.

Efectuó su instrucción elemental en Saltillo y también hizo estudios comerciales en la Urbe de México. Seguidor de Francisco I. Madero, al triunfo de la Revolución fue miembro del Congreso de los Diputados en Coahuila. Tras la decena trágica se unió a la División del Norte. En mil novecientos catorce, Francisco Villa lo nombró su representante frente a la Convención Revolucionaria. Con la salida intempestiva de Eulalio Gutiérrez como presidente convencionista, la reunión le entregó el Poder Ejecutivo a González Garza.

FRANCISCO LAGOS CHÁZARO
Nació en Tlacotalpan, Veracruz, el treinta de septiembre de mil ochocientos setenta y ocho. Presidente convencionista del diez de junio al diez de octubre de mil novecientos quince. Murió en la capital del país el trece de noviembre de mil novecientos treinta y dos.

Letrado. Síndico del municipio de Córdoba al triunfo de la revolución de mil novecientos diez y después gobernante del Veracruz (mil novecientos doce). A la muerte de Madero se unió al constitucionalismo. En mil novecientos catorce, se unió a Francisco Villa. Formó una parte de la delegación villista en la Convención Revolucionaria, donde fue secretario particular de Roque González Garza, a quien reemplazó tras su renuncia a la presidencia. La situación que encaró era caótica: predominaban el apetito, las epidemias y la especulación.

VENUSTIANO CARRANZA
Nació en 4 Ciénegas, Coahuila, el veintinueve de diciembre de mil ochocientos cincuenta y nueve. Primer jefe del ejército constitucionalista del veintiseis de marzo de mil novecientos trece al treinta de abril de mil novecientos diecisiete y presidente constitucional desde el 1 de mayo de mil novecientos diecisiete y hasta el veintiuno de mayo de mil novecientos veinte, cuando murió en Tlaxcalantongo, Puebla.

Presidente municipal de su urbe natal, miembro del Congreso de los Diputados local y miembro del Senado a lo largo del porfiriato. Se unió a la revolución maderista y a su triunfo consiguió la gubernatura de Coahuila. Tras el homicidio del presidente Madero en mil novecientos trece se levantó en armas contra Victoriano Huerta, abanderando el Plan de Guadalupe. Proclamado Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, rigió de hecho los próximos 4 años. Después de la derrota del huertismo, encaró a los ejércitos de la Convención Revolucionaria encabezados por Villa y Zapata. Con el dominio prácticamente total del país, a fines de mil novecientos dieciseis convocó el congreso que decretó la Constitución actual hasta nuestros días. Tras festejarse elecciones bajo la nueva Carta Magna, se transformó en presidente constitucional.

ADOLFO DE LA HUERTA
Nació en Guaymas, Sonora, el veintiseis de mayo de mil ochocientos ochenta y uno. Presidente interino del 1 de junio al treinta de noviembre de mil novecientos veinte. Murió en la Urbe de México el nueve de julio de mil novecientos cincuenta y cinco.

Estudió en la Escuela Nacional Preparatoria y tomó cursos de contabilidad, música y canto en la Urbe de México. Al triunfo de la revolución maderista fue escogido miembro del Congreso de los Diputados local por su urbe de origen. Tras el golpe para derrocar al gobierno de Huerta se unió al Plan de Guadalupe. Cuando Carranza ocupó el poder, se desempeñó como oficial mayor de la Segregaría de Gobernación. Gobernante temporal (mil novecientos dieciseis-mil novecientos diecisiete) y constitucional de Sonora (mil novecientos diecinueve-mil novecientos veinte), situación desde la que se levantó en armas contra Carranza con el Plan de Agua Prieta. Al acabar la revuelta se encargó interinamente de la presidencia con la misión esencial de convocar a elecciones. Al festejarse estas resultó triunfador Álvaro Obregón, a lo largo de cuyo gobierno ocupó la Segregaría de Hacienda.

ÁLVARO OBREGÓN
Nació en la hacienda de Siquisiva, Sonora, el diecinueve de febrero de mil ochocientos ochenta. Presidente constitucional del 1 de diciembre del mil novecientos veinte al treinta de noviembre de mil novecientos veinticuatro. Murió en la Urbe de México el diecisiete de julio de mil novecientos veintiocho.

Fue el jefe del Ejército del Nordoeste a lo largo de la revolución constitucionalista. En mil novecientos catorce firmó los tratados de Teoloyucan y fue el primer general revolucionario que ocupó la Urbe de México después de la renuncia de Victoriano Huerta. Derrotó a Francisco Villa en las batallas del Bajío (mil novecientos quince), en las que perdió el brazo derecho. Apoyó la rebelión de Agua Prieta contra Venustiano Carranza en mil novecientos veinte. Triunfó en las elecciones presidenciales festejadas a lo largo del interinato de Adolfo de la Huerta a la caída de Carranza. Bajo su administración empezó la reconstrucción del país después de diez años de violencia. Atendió la educación pública, la deuda con los acreedores internacionales, la revitalización de la infraestructura destruida, entre otras muchas emergencias.

PLUTARCO ELÍAS CALLES
Nació en Guaymas, Sonora, el veinticinco de septiembre de mil ochocientos setenta y siete. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil novecientos veinticuatro al treinta de noviembre de mil novecientos veintiocho. Murió en la Urbe de México el diecinueve de octubre de mil novecientos cuarenta y cinco.

En mil ochocientos noventa y tres se tituló como maestro de instrucción primaria. Entre mil ochocientos noventa y nueve y mil novecientos tres dedicó una parte de su tiempo al periodismo. En mil novecientos once fue nombrado comisario de Agua Prieta y en mil novecientos doce combatió la rebelión orozquista. Por año siguiente se incorporó a la revolución constitucionalista bajo el mando de Álvaro Obregón. A lo largo del gobierno de Venustiano Carranza ocupó la Segregaría de Industria, Comercio y Trabajo. Encabezó la rebelión de Agua Prieta en mil novecientos veinte. A lo largo del gobierno de Álvaro Obregón ocupó la Segregaría de Gobernación y desde ahí llegó a la presidencia de la República en mil novecientos veinticuatro. Intentó afianzar la vida política del país y de promover las actividades económicas. Su plan reformador provocó la presión del gobierno de Norteamérica y dio sitio a la rebelión cristera. Su apoyo a la reelección obregonista en mil novecientos veintiocho asimismo generó alzamientos armados que consiguió sofocar.

EMILIO PORTES GIL
Nació en Urbe Victoria, Tamaulipas, el tres de octubre de mil ochocientos noventa y uno. Presidente interino del 1 de diciembre de mil novecientos veintiocho al cuatro de febrero de mil novecientos treinta. Murió en la capital del país el diez de diciembre de mil novecientos setenta y ocho.

Estudió en la Escuela Normal de su urbe de origen y ejercitó el magisterio de mil novecientos diez a mil novecientos doce. Estudió asimismo en la Escuela Libre de Derecho. En mil novecientos dieciocho ocupó la Segregaría de Gobierno de su estado natal. Tras el triunfo de la rebelión de Agua Prieta fue escogido miembro del Congreso de los Diputados y se transformó en líder de la cámara. Asesor de Gobernación, gobernante de Tamaulipas, miembro del Congreso de los Diputados, presidente del Partido Cooperatista en mil novecientos veintitres y uno de los jefes de campaña del general Calles en mil novecientos veinticuatro. A la muerte de Obregón en mil novecientos veintiocho fungía como secretario de Gobernación; fue designado presidente interino con la consigna de convocar a nuevas elecciones.

PASCUAL ORTIZ RUBIO
Nació en Morelia, Michoacán, el diez de marzo de mil ochocientos setenta y siete. Presidente constitucional del cinco de febrero de mil novecientos treinta al dos de septiembre de mil novecientos treinta y dos. Murió en la Urbe de México el cuatro de noviembre de mil novecientos sesenta y tres.

Efectuó estudios en la Universidad de San Nicolás y los profesionales de ingeniería en la Urbe de México. Fue miembro de la XXVI legislatura del Congreso de la Unión, fuertemente acosada por Victoriano Huerta. Gobernante de Michoacán desde mil novecientos diecisiete hasta el momento en que se unió al Plan de Agua Prieta en mil novecientos veinte. En mil novecientos veintiuno se expatrió y después, a lo largo de la presidencia de Plutarco Elías Calles, representó a México en Alemania y Brasil. Sorpresivamente, con el apoyo de Calles, en mil novecientos veintinueve se transformó en el primer aspirante del Partido Nacional Revolucionario a la presidencia del país.

ABELARDO L. RODRÍGUEZ
Nació en Guaymas, Sonora, el doce de mayo de mil ochocientos noventa y uno. Presidente substituto del tres de septiembre de mil novecientos treinta y dos al treinta de noviembre de mil novecientos treinta y cuatro. Murió en La Jolla, California, el trece de febrero de mil novecientos sesenta y siete.

Se unió a la lucha revolucionaria en mil novecientos trece como teniente de caballería. Participó en la batallas del Bajío en mil novecientos quince en las que Villa fue derrotado. Secundó la rebelión de Agua Prieta (mil novecientos veinte). Jefe del estado mayor de Plutarco Elías Calles y comandante militar del distrito Norte de Baja California (mil novecientos veintinueve-mil novecientos treinta). Secretario de Industria, Comercio y Trabajo, como de Guerra y Marina bajo la administración de Ortiz Rubio, de donde llegó a la presidencia para cubrir los últimos un par de años del periodo.

LÁZARO CÁRDENAS DEL RIO
Nació en Jiquilpan, Michoacán, el veintiuno de mayo de mil ochocientos noventa y cinco. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil novecientos treinta y cuatro al treinta de noviembre de mil novecientos cuarenta. Murió en la Urbe de México el diecinueve de octubre de mil novecientos setenta.

Desde mil novecientos trece tuvo intensa participación en el movimiento revolucionario. En el periodo de mil novecientos veintiocho a mil novecientos treinta y dos ocupó la gubernatura de su estado natal. Solicitó licencia para ocupar la presidencia del Partido Nacional Revolucionario. Fue secretario de Gobernación con el presidente Pascual Ortiz Rubio. En mil novecientos treinta y cuatro fue escogido presidente de la República con el respaldo de Plutarco Elías Calles. Si bien empezó su sexenio bajo la tutela del Jefe Máximo, incitó la organización de sindicatos, como la unidad y la movilización obrera, lo que le proveyó de una sólida base popular que en mil novecientos treinta y seis le dejó deshacerse de Calles. A lo largo de su orden se efectuó el mayor reparto agrario; abrió las puertas del país a perseguidos políticos como Trotsky y dio cobijo a los expulsados por la guerra civil española; también concretó la nacionalización de la industria petrolera en mil novecientos treinta y ocho.

MANUEL ÁVILA CAMACHO
Nació en Teziutlán, Puebla, el veinticuatro de abril de mil ochocientos noventa y siete. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil novecientos cuarenta al treinta de noviembre de mil novecientos cuarenta y seis. Murió en La Herradura, Estado de México, el trece de octubre de mil novecientos cincuenta y cinco.

Participó en la revolución desde mil novecientos catorce. Combatió las rebeliones delahuertista, cristera y escobarista en la década de mil novecientos veinte. Desarrolló su carrera militar y política bajo la tutela de Lázaro Cárdenas, con quien fungió como secretario de Guerra y Marina a lo largo de su orden. Su sexenio estuvo marcado por el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial. Aparte de que México se transformó en aliado militar de USA, la economía de guerra favoreció el despegue industrial del país.

MIGUEL ALEMÁN VALDÉS
Nació en Sayula, Veracruz, el veintinueve de septiembre de mil novecientos. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil novecientos cuarenta y seis al treinta de noviembre de mil novecientos cincuenta y dos. Murió en la capital del país el catorce de mayo de mil novecientos ochenta y tres.

Efectuó su educación elemental en Veracruz. En mil novecientos veinte ingresó a la Escuela Nacional Preparatoria y en mil novecientos veintiocho consiguió el título de letrado de la Escuela Nacional de Jurisprudencia. Comenzó su carrera pública como letrado asesor de la Segregaría de Agricultura y Ganadería. Juez del tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (mil novecientos treinta y cuatro), miembro del Senado (mil novecientos treinta y seis-mil novecientos cuarenta) y gobernante de su estado natal (mil novecientos treinta y seis-mil novecientos cuarenta). La circunstancia económica de la posguerra dejó la modernización del país por medio de la industrialización y la urbanización, que tenía como telón de fondo una relativa estabilidad social debida al ejercicio severo de la autoridad. A lo largo de su gobierno se hicieron esenciales obras en comunicaciones, residencia y educación como la urbe universitaria de la UNAM.

ADOLFO RUIZ CORTINES
Nació en el puerto de Veracruz el treinta de diciembre de mil ochocientos ochenta y nueve. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil novecientos cincuenta y dos al treinta de noviembre de mil novecientos cincuenta y ocho. Murió en su urbe natal el tres de diciembre de mil novecientos setenta y tres.

En mil novecientos trece se incorporó a la lucha revolucionaria. Ejercitando funciones administrativas consiguió el grado de mayor. Se retiró del ejército en mil novecientos veintiseis. Trabajó en el departamento de Estadística Nacional, donde continuó hasta mil novecientos treinta y cinco. Comenzó su carrera política como oficial mayor del Departamento del Distrito Federal. Miembro del Congreso de los Diputados por Tuxpan (mil novecientos treinta y siete), oficial mayor de la Segregaría de Gobernación (mil novecientos cuarenta) y gobernante de su estado natal (mil novecientos cuarenta y cuatro-mil novecientos cincuenta). Fue secretario de Gobernación de mil novecientos cincuenta a mil novecientos cincuenta y dos, situación desde la que llegó a la presidencia del país.

ADOLFO LÓPEZ MATEOS
Nació en Atizapán, Estado de México, el veintiseis de mayo de mil novecientos nueve. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil novecientos cincuenta y ocho al treinta de noviembre de mil novecientos sesenta y cuatro. Murió en la Urbe de México el veintidos de septiembre de mil novecientos sesenta y nueve.

En el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines (mil novecientos cincuenta y dos-mil novecientos cincuenta y ocho) se desempeñó como secretario de Trabajo y Previsión Social. En mil novecientos cincuenta y ocho fue escogido presidente de la República. A lo largo de su sexenio encaró enfrentamientos sociales como el de los ferrocarrileros y la guerrilla encabezada por Rubén Jaramillo.

GUSTAVO DÍAZ ORDAZ
Nació en San Andrés Chalchicomula, Puebla, el doce de marzo de mil novecientos once. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil novecientos sesenta y cuatro al treinta de noviembre de mil novecientos setenta. Murió en la Urbe de México el quince de julio de mil novecientos setenta y nueve.

En mil novecientos treinta y siete consiguió el título de letrado por la Universidad de Puebla, de la que fue asimismo catedrático y vicerrector. Oficial mayor de la Segregaría de Gobernación a lo largo del gobierno de Ruiz Cortines y titular del ramo con Adolfo López Mateos, quien lo apoyó para llegar a la presidencia del país. Su sexenio gozó aún de determinado éxito económico: el país tuvo la menor tasa de inflación desde mil novecientos treinta, al tiempo que la tasa de desarrollo llegaba al treinta y tres por ciento anual. No obstante, esta imagen de prosperidad descansaba sobre un férreo control político basado a veces en la opresión como la del movimiento estudiantil de mil novecientos sesenta y ocho. A lo largo de su gobierno México organizó los XIX JJ. OO. (mil novecientos sesenta y ocho) y el torneo mundial de futbol (mil novecientos setenta).

LUIS ECHEVERRÍA ÁLVAREZ
Nació en la Urbe de México el diecisiete de enero de mil novecientos veintidos. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil novecientos setenta al treinta de noviembre de mil novecientos setenta y seis.

 

Consiguió el título de letrado por la parte de la Universidad Nacional Autónoma de México. Fue secretario particular del general Rodolfo Sánchez Taboada, presidente del Partido Revolucionario Institucional, donde desempeñó las funciones de secretario de prensa y oficial mayor. Desde mil novecientos cincuenta y ocho se transformó en un próximo cooperador de Gustavo Díaz Ordaz, quien al aceptar la presidencia lo nombró secretario de Gobernación. Desde ese cargo ganó las elecciones de mil novecientos setenta. A lo largo de su sexenio el modelo económico basado en el desarrollo estabilizador llegó a su fin y el país entró en crisis. Echeverría sostuvo la política de mano dura contra los opositores al régimen refrenando a estudiantes y también incorporando la “guerra sucia” contra los movimientos armados furtivos. Por otro lado, la política exterior se caracterizó por su relativa autonomía en frente de E.U..

JOSÉ LÓPEZ PORTILLO
Nació en la Urbe de México el dieciseis de junio de mil novecientos veinte. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil novecientos setenta y seis al treinta de noviembre de mil novecientos ochenta y dos. Murió en su urbe natal el diecisiete de febrero de dos mil cuatro.

Consiguió el título de diplomado en derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México en mil novecientos cuarenta y seis, donde fue catedrático desde el año siguiente hasta mil novecientos cincuenta y ocho. Con López Mateos fue consultor técnico de la Segregaría del Patrimonio Nacional y de las juntas federales de mejoras materiales. Con Gustavo Díaz Ordaz fue directivo jurídico de la Segregaría de la Presidencia (mil novecientos sesenta y cinco-mil novecientos sesenta y ocho) y subsecretario de exactamente la misma (mil novecientos sesenta y ocho). A lo largo del orden de Luis Echeverría ocupó la Subsecretaría del Patrimonio Nacional, la dirección de la Comisión Federal de Electricidad y, desde mil novecientos setenta y tres, la Segretaría de Hacienda.

MIGUEL DE LA MADRID HURTADO

Nació en Colima, Colima, el 12 de diciembre de mil novecientos 34. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil novecientos 82 al treinta de noviembre de mil novecientos 88.


Estudió derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México, donde fue catedrático entre mil novecientos 59 y mil novecientos 68. Efectuó estudios de maestría en administración pública. En mil novecientos 64 se desempeñó como subdirector general de crédito de la Segregaría de Hacienda. En mil novecientos setenta fue directivo de Pemex; entre mil novecientos 75 y mil novecientos 79 ocupó la Dirección General de Crédito y la Subsecretaría de Hacienda. Secretario de Programación y Presupuesto a lo largo del gobierno de José López Portillo. Con el país hundido en una profunda crisis económica admitió la presidencia en mil novecientos 82. Durante su sexenio se efectuaron las primeras reformas tendientes a favorecer la apertura económica, la privatización de empresas paraestatales y la reducción del campo público. En mil novecientos 85 debió hacer frente a la crisis que provocó el terremoto ocurrido el diecinueve de septiembre en la Ciudad de México. De este modo además debió enfrentar una creciente oposición tanto de los partidos existentes, como de la sociedad que comenzó a organizarse en estructuras apartidistas.

CARLOS SALINAS DE GORTARI

Nació en la Urbe de México el tres de abril de mil novecientos cuarenta y ocho. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil novecientos ochenta y ocho al treinta de noviembre de mil novecientos noventa y cuatro.


Diplomado en economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (mil novecientos setenta y uno). Efectuó el doctorado en economía política y gobierno en la Universidad de Harvard (mil novecientos setenta y ocho). En mil novecientos sesenta y seis ingresó al Partido Revolucionario Institucional, donde cooperó en múltiples campañas electorales y también dio clases en el Instituto de Estudios Políticos, Económicos y Sociales de tal partido. En el campo académico, ejercitó la docencia en la UNAM, en el Centro de Estudios Monetarios Sudamericanos y en el Instituto Tecnológico Autónomo de México. En la administración pública desempeñó diferentes cargos en las segregarías de Hacienda (mil novecientos setenta y ocho-mil novecientos setenta y nueve) y de Programación y Presupuesto, de la que ocupó la titularidad en mil novecientos ochenta y dos. A lo largo de su estancia en la presidencia del país se ahondaron los cambios económicos iniciados por su predececesor, entre ellos la privatización de empresas públicas y la apertura comercial; se firmó y entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio con América del Norte; se restituyeron relaciones diplomáticas con el Vaticano; reventó el movimiento rebelde del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEÓN

Nació en la Urbe de México el veintisiete de diciembre de mil novecientos cincuenta y uno. Presidente constitucional del 1 de diciembre de mil novecientos noventa y cuatro al treinta de noviembre de dos mil.


Estudió la licenciatura en economía en el Instituto Politécnico Nacional y se doctoró en esa disciplina en la Universidad de Yale (mil novecientos setenta y ocho). En mil novecientos setenta y uno ingresó al Partido Revolucionario Institucional. Su carrera política fue vertiginosa: subsecretario de la Segregaría de Programación y Presupuesto (mil novecientos ochenta y tres), titular de exactamente la misma dependencia (mil novecientos ochenta y ocho), secretario de Educación Pública (mil novecientos noventa y dos) y organizador de campaña del entonces aspirante del PRI a la presidencia, Luis Donaldo Colosio, tras cuya muerte consiguió la candidatura que lo transformaría en presidente de la República. Empezó su orden haciendo en frente de la crisis económica más severa de las últimas décadas. A lo largo de su sexenio se sostuvo actual la lucha del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Por otro lado, la oposición consiguió ganar por vez primera las gubernaturas de múltiples estados y transformarse en mayoría en el Congreso. También favoreció unas elecciones competidas en el año dos mil, que dejaron por vez primera en setenta años el arribo a la presidencia de un aspirante no manado del partido oficial.

VICENTE FOX QUESADA

Nació en la Urbe de México el dos de julio de mil novecientos cuarenta y dos. Presidente constitucional del 1 de diciembre de dos mil al treinta de noviembre de dos mil seis.


Estudió administración de empresas en la Universidad Iberoamericana de la Urbe de México. Comenzó su carrera en mil novecientos sesenta y cinco como distribuidor local de Coca Cola hasta transformarse en presidente de esa compañía para Latinoamérica. En mil novecientos setenta y nueve se retiró para encargarse de sus negocios particulares dedicados a la nutrición agropecuaria, a la exportación de verduras y al calzado. En mil novecientos ochenta y ocho se inscribió al Partido Acción Nacional y ese año fue escogido miembro del Congreso de los Diputados federal. Entre mil novecientos noventa y cinco y mil novecientos noventa y nueve ocupó la gubernatura de Guanajuato. Ganó las elecciones presidenciales de dos mil transformándose en el primer líder no manado de las filas del PRI. A lo largo de su sexenio ocurrió un distanciamiento en relación con Latinoamérica y se estrechó la proximidad con USA. La nueva conformación del congreso forzó a una incesante negociación entre las primordiales fuerzas políticas del país (PRI, PAN y PRD).

Felipe Calderon Hinojosa

El sexenio de Felipe Calderón 2006-2012  va a ser recordado como uno de los peores del país. Las razones son múltiples.

1. Su origen ilícito. Calderón llegó a la Presidencia “haiga sido como haya sido”, atropellando la Constitución, la ley electoral y la voluntad de los votantes. Los medios estuvieron a su servicio, del mismo modo que los grandes empresarios del país, el titular del Ejecutivo y los programas sociales que se emplearon clientelarmente para adquirir el voto. Ganó “formalmente” con trampas, sin respeto a la equidad en la batalla.

dos. La estrategia de combate al crimen organizado enlutó al país, significó más de sesenta mil fallecidos, miles y miles de víctimas y de desaparecidos. Empleó a las fuerzas armadas en labores de seguridad pública contra la Constitución y, sin atender a las causas sociales y económicas que dan origen a la criminalidad. No se actualizaron las policías ni el ministerio público ni el sistema judicial ni el sistema penitenciario. Se aprobaron reformas legales para endurecer las penas mas no para reinsertar socialmente a los responsables de los delitos.

tres. En economía, a pesar de manifestarse como el “presidente del empleo”, fracasó tajantemente. No se crearon los empleos que demandó la sociedad. Más de siete millones de jóvenes carecieron de empleo y de acceso a la educación pública universitaria. El mercado interno tuvo magros avances, el desarrollo económico apenas pasa del 1 por ciento del Producto Interior Bruto y no hay esperanza para las esperanzas microeconómicas de la población.

cuatro. Entregó las riquezas del subsuelo. Favoreció una reforma petrolera en dos mil ocho que, si bien no consiguió la privatización deseada por él y por los centros financieros mundiales, reconoció los contratos estimulados prohibidos por el parágrafo sexto del artículo veintisiete de la Constitución. La política minera del gobierno forma un saqueo de los minerales en beneficio de las trasnacionales al amparo de una ley minera absolutamente anticonstitucional.

cinco. Las violaciones a los derechos humanos medraron a lo largo de su gobierno, conforme datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Fue el sexenio de la tortura, de los desaparecidos, de las detenciones arbitrarias, de los arraigos, de los cateos ilegales y de las ejecuciones extrajudiciales.

seis. Se olvidó de la reforma del Estado para terminar la transición a la democracia. Sus ideas y también intereses estuvieron por el lado de las “reformas estructurales” mas no del lado de la democratización del sistema.

siete. Las reformas políticas que favoreció fueron de chisguete, con salvedad de la reforma constitucional en materia de derechos humanos. Deficientes para democratizar las estructuras políticas, sociales y económicas del país. Cero en democracia sindical, cero en democracia interna en los partidos y cero en democracia empresarial.

ocho. No tocó los intereses de la TV ni los de los monopolios. A Calderón —como a Vicente Fox— lo doblegaron los poderes fácticos. Se supeditó a esos intereses, rigió para ellos. En lo que se refiere a E.U., la sumisión fue total. Toda nuestra política económica y de seguridad se halla subordinada a ellos.

nueve. Calderón prosiguió las pautas neoliberales a pie juntillas, pese a que en todo el mundo, cada día, se prueba que ese modelo de desarrollo depaupera, causa sufrimiento y aparta a las clases sociales. Su última iniciativa es sintomática: fue para privatizar el ejido. En el modelo de desarrollo proseguimos las instrucciones del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y de las grandes potencias económicas.

diez. La pobreza aumentó en este sexenio. Fox tuvo mejores políticas asistencialistas que . Equiparado un sexenio con el otro, en el de Calderón la pobreza aumentó treinta y cinco por ciento.

once. México ha perdido su liderazgo internacional. Hemos tenido una política exterior, tanto en lo diplomático como en lo comercial, de bajo perfil. Otros países sudamericanos, como Brasil, nos han superado en este terreno.

doce. Calderón tiene responsabilidad en el fraude electoral de dos mil doce. Por un lado, no produjo las condiciones de competencia, democratizando a los medios, creando una tercera cadena de T.V. privada o bien mandando una iniciativa al Congreso a fin de que la Auditoría Superior de la Federal tuviera extensa competencia para fiscalizar las participaciones federales que reciben las entidades, de esta forma para inspeccionar la deuda que por estos es contraída. Por otra parte, los programas sociales clientelares de carácter federal se emplearon exuberantemente a lo largo del proceso electoral, lo que explica el triunfo de Josefina Vázquez Mancha en las casillas rurales en los estados no regidos por el PRI.

trece. Fue un gobierno caracterizado por la corrupción. La Segregaría de la Función Pública fue un elefante blanco que no combatió la impunidad. Múltiples escándalos contra la hacienda pública se sucedieron a lo largo del sexenio. La Segregaría de Seguridad Pública, Pemex y la Comisión Federal de Electricidad son ejemplo de corrupción.

catorce. Fue un gobierno costoso y también ineficaz. Un solo dato ilustra lo precedente. A lo largo del sexenio de Ernesto Zedillo los funcionarios con nivel de subsecretario no llegaban a 100. Con Calderón superaron ¡los mil! Pese a esa voluminosa burocracia no se resolvieron los inconvenientes del país.

quince. Se desperdiciaron los excedentes derivados de los altos costes internacionales del petróleo. Se erogaron en el gasto corriente, en los privilegios de la burocracia y en la corrupción. No se emplearon para asegurar los derechos sociales.

¿Qué queda de este gobierno que ha concluido? Un triste y trágico saldo para los mexicanos. Adiós Calderón. Enhorabuena pues ya te fuiste.

Enrique Peña Nieto

La desaparición de los cuarenta y tres estudiantes normalistas en Ayotzinapa fue considerada por el New York Times como otra prueba de la descomposición que vive el sistema judicial mexicano. The Economist lo propón de qué forma la peor crisis de la administración del Enrique Peña Nieto 2012- 2018.


El diario británico, The Economist, cuestionó en su más reciente editorial, de nuevo, los desafíos a los que se encara el presidente Enrique Peña Nieto, pese a que anteriormente había elogiado las reformas estructurales en materia energética como un avance.

Para el diario, la carencia de acción frente al caso de Ayotzinapa, es un símbolo de la falta del gobierno federal en poner el tema de seguridad como una prioridad.

Tras su regreso de China del foro de discusión de la APEC y el encuentro con el Grupo de los Veinte, la nueva sobre su vivienda valorada en siete millones de dólares americanos, ocasionó conforme The Economist, que se “complicarán los sacrificios del señor Peña Nieto para persuadir a los mexicanos de que es capaz de hacer cumplir el Estado de Derecho.”

El editorial titulado: “From Bad to worse” (De mal a peor) señala que su popularidad proseguirá muy perjudicada, por su anémica economía y una confianza del consumidor singularmente débill.

El diario asimismo hace énfasis en recalcar de qué forma la política de Peña Nieto se ha centrado solamente en materia económica, mas este enfoque no ha hecho que los niveles de extorsión y secuestro hayan disminuido, pese a haber reducido un tanto los niveles de violencia.

A su regreso de China, para The Economist, Peña Nieto debe desplazar a los mexicanos alén del trauma nacional y reconstruir su verosimilitud en el exterior.

El semanario concluye con que el presidente, ya no puede evadir la realidad de México y desviarla con una narrativa impulsada por la agenda legislativa, algo que por un par de años le funcionó.